Mensaje del Presidente a los colombianos en los 206 años de independencia de Colombia

MENSAJE DEL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA, JUAN MANUEL SANTOS, A LOS COLOMBIANOS EN EL EXTERIOR CON OCASIÓN DE LA CELEBRACIÓN DE LOS 206 AÑOS DE LA INDEPENDENCIA DE COLOMBIA

Bogotá D.C., 20 de julio de 2016

Queridos compatriotas en el mundo, y amigos que acompañan nuestra celebración patria:

Hace un año –cuando les envié el tradicional mensaje para este día– destaqué avances de nuestro país en la reducción de la pobreza y el desempleo, así como en el crecimiento económico, aun en medio del difícil entorno internacional.

También resalté la eliminación del requisito de la visa para viajes de corta duración a cerca de 30 naciones europeas, algo que ha favorecido a los colombianos que viven allá, pues pueden ver con más facilidad a sus familiares y amigos.

Todos esos logros siguen vigentes, y nos deben alegrar, porque muestran que nuestra Colombia va por buen camino.

Les dije también –entonces– que manteníamos el empeño por alcanzar la paz, ese bien tan anhelado que nos ha faltado por más de medio siglo.

Hace un año el fin del conflicto con las FARC era una esperanza. Hoy, queridos colombianos, me siento muy feliz –y todos tenemos por qué estarlo– pues esa esperanza se está convirtiendo en una realidad para todos los habitantes de nuestro gran país, y para ustedes en la distancia.

El 23 de junio –hace menos de un mes– se acordó el cese al fuego y de hostilidades bilaterales y definitivas, y se definió cómo será el proceso de desarme de la guerrilla.

Fue tal la trascendencia de este acuerdo, que nos acompañaron los más altos dignatarios de las Naciones Unidas; jefes de Estado de la región, y delegados de Estados Unidos y de Europa.

El mundo entero aplaudió con entusiasmo este paso pues saben que significa el fin de la última guerra en el continente americano, y que es un modelo de construcción de paz para todas las naciones del planeta.

¡Cuánto tiempo hemos esperado –desde hace 206 años, cuando dimos el Grito de Independencia– para poder hablar de una verdadera paz en nuestra patria!

Qué bueno que ustedes –colombianos en el exterior– sepan que sus seres queridos viven en un entorno de menos violencia y de más convivencia.

Qué bueno que sepan también –muchos de ustedes, que fueron expulsados por el conflicto– que pueden regresar a su nación sin miedo, con alegría, para ayudarnos a forjar un mejor futuro.

Nadie dice que nos espera el paraíso. No. Nos esperan mucho trabajo y grandes desafíos, pero vamos a asumirlos desde un país donde quepamos todos, y donde las ideas se defiendan con la palabra y los argumentos, y nunca más, ¡nunca más!, a través de las armas.

Esa Colombia los aguarda. Por esa Colombia trabajamos.

Desde esa nueva Colombia les decimos: ¡Feliz Día de la Independencia!

 

font + font - contrast