Discurso de la Canciller María Ángela Holguín en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas

25/01/2016
Discurso de la Canciller María Ángela Holguín en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas

 

Nueva York,  25 de enero de 2016

Señor Presidente:

Quisiera felicitarlo por la excelente conducción de los trabajos del Consejo durante el mes de enero. Inició su mandato como miembro no permanente presidiéndolo y manejando asuntos complejos. Tiene Usted Sr. Ministro la oportunidad de presidir una sesión inmensamente importante para Colombia.

En nombre de mi Gobierno, deseo agradecer a usted y a cada uno de los miembros del Consejo de Seguridad, la adopción por unanimidad de esta resolución que establece una misión política especial en mi país, con el mandato específico de participar por un período de doce meses, en el componente internacional de un mecanismo tripartito para el monitoreo y verificación del cese al fuego y la cesación de las hostilidades bilateral y definitivo y la dejación de las armas.

Esta decisión del Consejo es una manifestación de su compromiso con el arreglo pacífico de las controversias. Para las Naciones Unidas y la comunidad internacional es una oportunidad de éxito dado que se le pide apoyar la implementación de un acuerdo en un conflicto que se está solucionando entre los actores nacionales por medio de la negociación y el diálogo.

Estamos frente a una situación en la cual hemos buscado soluciones propias y consensuadas y estamos acuediendo al Consejo de Seguridad para que éste contribuya en la implementación del acuerdo para la dejación de las armas, así como el monitoreo y la verificación del cese al fuego y de hostilidades.

Quiero decirle a los miembros del Consejo que su voluntad para trabajar con Colombia en este tema es fundamental para el éxito del proceso. Sabemos que al mantenerlo enfocado en el mandato lograremos resultados contundentes y definitivos para la paz de Colombia.

Desde el inicio de su mandato, el Presidente Juan Manuel Santos tuvo la convicción de que después de medio siglo de violencia, el fin del conflicto era posible en Colombia. Es así como delineó una política de paz para hacer realidad la construcción de una sociedad próspera, moderna y segura que valore y se beneficie con los dividendos de la paz. 

Las negociaciones han contado con el valioso apoyo de los Gobiernos de Cuba y Noruega como garantes, y de Chile y Venezuela como acompañantes. Con ellos Colombia siempre tendrá una profunda gratitud y el mayor de los reconocimientos por su dedicación y compromiso.

También hemos tenido el apoyo permanente, muy significativo y valioso para nosotros de los países de nuestro hemisferio. De los países europeos hemos recibido un gran apoyo a la paz y su interés para cooperar en el postconflicto. De los países asiáticos hemos recibido su constante mensaje de apoyo a la búsqueda de la paz. Igualmente África se ha unido a esta solidaridad con Colombia.

El Secretario General de Naciones Unidas ha  respaldado nuestra negociación de paz desde el inicio, con mensajes positivos hacia el país y poniendo a trabajar a sus colaboradores más cercanos en este tema. Su enviado especial para esta etapa de los diálogos tuvo la tarea de explicar el funcionamiento del sistema para cuando se considerara solicitar la creación de esta misión política especial de monitoreo y verificación del acuerdo de cese al fuego. Nuestra gratitud sincera con el Sr. Ban Ki-moon, un gran amigo de Colombia.

Por el trabajo y preparación para tener hoy esta resolución, deseo expresar nuestro especial reconocimiento con el Gobierno del Reino Unido, con el Embajador Mathew Rycroft y con los diplomáticos de su Misión, por su disposición y papel como “pen-holder” de esta resolución.

Su adopción hoy ha sido posible gracias a la cooperación y contribución de todos los miembros del Consejo de Seguridad. Realmente, estamos muy agradecidos por ayudarnos a tener una resolución acotada, clara y puntual con un mandato específico. Una resolución así contribuye a la construcción de la paz en Colombia.

Este mandato concreto del Consejo de Seguridad beneficiará a todos los colombianos y contribuirá a crear confianza en un país decidido a superar las consecuencias de un conflicto de décadas y con demasiado sufrimiento por generaciones. Vemos nuestro futuro con optimismo en nuestra capacidad de reconciliación, fundamental para la renovación de nuestra sociedad.

La comunidad internacional presenciará una Colombia que pondrá en pleno desarrollo su enorme potencial, su capacidad humana y sus recursos naturales, no solo para forjar una sociedad más justa y más próspera, sino para contribuir más al desarrollo de nuestra América y demás países del mundo.

Hoy, gracias a ustedes se garantiza lo que no tuvo la estirpe de los Buendía en Cien Años de Soledad, la mayor obra de Gabriel García Márquez, el colombiano más universal de todos los tiempos. Es decir, los colombianos sí tendremos una segunda oportunidad sobre la Tierra. Y vamos a escribir todos nuestra nueva historia. Será una historia de vida, de esperanza y de paz.

Muchas gracias.

font + font - contrast